5.9.05

El Euro resta peso al Dólar

“El dominio del dólar en los mercados internacionales está siendo cuestionado. No sólo por su depreciación frente al euro (perdió un 7,5% en 2004 y más del 25% en los últimos años), sino también porque desde hace un año y medio, los bancos centrales están cambiando sus reservas en dólares por euros”. Así salía la primera de Economía y Trabajo del diario El País a primeros de año.

La noticia era que Rusia había decidido incorporar el euro como moneda de referencia para sus transacciones internacionales, restando peso al dólar. Por entonces, The New York Times ya recogía la noticia de que “la caída del dólar y el disparado déficit de EEUU fueron el tema principal en la reciente reunión del Foro Económico Mundial de Davos”, donde muchos políticos y exportadores europeos manifestaron sus sospechas de que “el gobierno de Bush ha contemplado con alegría la bajada del dólar porque ésta hace que las exportaciones estadounidenses resulten más competitivas y ponen en desventaja las importaciones de Europa”.

Este punto es confirmado por algunos analistas, como Henry Kaufman (economista del banco de inversión Salomón Brothers), que reconocía a The New York Times que “el gobierno (estadounidense) considera que un dólar barato fomentará el crecimiento económico estadounidense y reducirá la deuda con el resto del mundo”.

Por su parte, la Reserva Federal no ha parado de elevar los tipos de interés a razón de cuarto de punto cada dos meses desde junio de 2004. Esto podría debilitar el dólar y restringir los gastos de los consumidores estadounidenses, si mantienen un alto índice de endeudamiento.

Sin embargo, el propio Kaufman, a pesar de reconocer que existen unos desequilibrios presupuestarios y comerciales nunca vistos, considera que “el dólar seguirá siendo la moneda de reserva clave en el futuro predecible. EEUU es la potencia dominante en el mundo, y el poder mundial implica el liderazgo de la moneda”.