16.4.05

El diablo en Ciudad Juárez

Ciudad Juárez,México

“Los propios mexicanos aseguran que Ciudad Juárez es una ciudad donde ni el diablo quiere vivir”. Quien esto afirma es el ganador del premio de novela negra Michel Lebrun. Para escribir su novela, Patrick Bard partió de unos hechos reales: el asesinato y desaparición de más de 300 mujeres, en su mayoría maquiladoras.

Sin embargo, no se trata de unos hechos aislados y ubicados en el pasado. Hoy en día, existen tres asociaciones de mujeres dedicadas a impartir charlas de concienciación en los colegios, repartir gas pimienta entre las jóvenes para defenderse de los posibles agresores y ofrecer asistencia psicológica. La presidenta de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Norma Andrade, denuncia que el Gobierno mexicano ha negado y desvirtuado lo que sucede: “Ahorita, en 15 días, acaban de encontrar a cuatro jóvenes. Y el Gobierno no lo ha dado a conocer. Nos hemos enterado por la prensa o por las familias”.

A pesar del escaso apoyo institucional que los familiares de la víctimas han recibido de las autoridades, su caso ha tenido trascendencia internacional. Así, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas (CEDAW), ha expresado su preocupación por los casos de homicidios y desapariciones en esta localidad mexicana de dos millones de habitantes fronteriza con Estados Unidos. El comité denuncia que más de 300 casos no han sido investigados “seria y profundamente”, e incluso, “se han ignorado denuncias de familiares y se han destruido evidencias y pruebas”.

La fiscal federal, María López Urbina, ha presentado un informe en el que se señala la negligencia de todos los funcionarios que han participado en las investigaciones que se han llevado acabo desde 1997. Además, el informe denuncia que los únicos detenidos como presuntos responsables de los homicidios declararon bajo tortura. A falta de pruebas y datos, las asociaciones de mujeres señalan como responsables al poder político y económico local.