22.3.05

¿Irán no está en la agenda?

New YorkerLa secretaria de Estado de Estados Unidos, Condolezza Rice, ha afirmado en Londres que un ataque militar de su país a Irán "no está en la agenda en este momento". Sin embargo, esto es lo que escribía el periodista Seymour M. Hersh para la revista New Yorker:

“Bush y Cheney son seguramente quienes establecen los objetivos políticos, pero Rumsfeld es el que dirige su puesta en práctica. La decisión del presidente (dar al Pentagono el control absoluto de la unidad paramilitar de elite de la CIA) permite que Rumsfeld pueda dirigir las operaciones de manera extraoficial, libre de las restricciones legales que sujetan a la CIA. (…)

Desde hace más de un año, Francia, Alemania, Reino Unido y otros países de la UE consideran que impedir que Irán obtenga un arma nuclear es una carrera contra el tiempo… y contra el Gobierno de Bush. Han estado negociando con los dirigentes iraníes para que abandonen sus ambiciones nucleares a cambio de ayuda económica y ventajas comerciales. Irán ha aceptado interrumpir temporalmente sus programas de enriquecimiento, que generan combustible para centrales nucleares, pero también podrían producirlo para armamento (Irán sostiene que sus instalaciones son legales con arreglo al Tratado de No Proliferación Nuclear, TNP). (…)

Un diplomático occidental me ha dicho que los europeos se sienten en lo que él llama un callejón sin salida mientras EEUU se niegue a intervenir. “Francia, Alemania y Gran Bretaña no pueden conseguirlo por si solos, y todo el mundo lo sabe”. La alternativa sería acudir al Consejo de Seguridad, pero cualquier resolución para imponer sanciones contaría seguramente con el veto de China o Rusia, y entonces “se culpará de todo a la ONU, y EEUU dirá que la única solución es bombardear”. (…)

+Zoom

Las nuevas normas permitirán que las fuerzas especiales creen lo que denominan grupos de acción en los países especificados, con el fin de descubrir y eliminar organizaciones terroristas. “¿Se acuerda de los escuadrones de la muerte en El Salvador?”, me pregunta el antiguo responsable de los servicios de inteligencia: las bandas dirigidas por militares que tantas atrocidades cometieron a principios de los años ochenta. “Nosotros los fundamos y los financiamos”, dice. “Ahora el objetivo es reclutar a habitantes locales en cualquier área que deseemos. Y sin decirle nada al Congreso”. (…)

El Gobierno (estadounidense) ha llevado a cabo misiones secretas de reconocimiento en Irán, por lo menos, desde le verano pasado. Su interés se centra, sobre todo, en reunir informaciones y datos sobre las instalaciones nucleares, químicas y de misiles, tanto declaradas como supuestas, con el fin de destacar los objetivos. “Los civiles del Pentagono quieren entrar en Irán y destruir toda la infraestructura militar que sea posible” explica un consultor gubernamental estrechamente relacionado con el Departamento de Defensa."