26.11.04

Ucrania - crisis elecciones

Plza.Independencia, Kiev

Ucrania está viviendo una movilización popular que no tiene precedentes desde que en 1991 lograse la independencia. Tras unas elecciones muy reñidas y tensas, por las denuncias de fraude, los ciudadanos se han echado a la calle, y, sin violencia, han bloqueado los accesos a los órganos de poder en la capital, Kiev.

El gobierno empieza a perder apoyos, incluso dentro de la televisión pública, y la policía ha anunciado que no piensa cargar contra los manifestantes. El país está dividido en dos. La enviada especial de Le Figaro recogía las palabras del líder de la oposición, viktor Yushchenko, que estima que “el país está al borde de la guerra civil” y ha hecho una llamada a la huelga general.

Tras 10 años en el cargo, el presidente Leonid D. Kuchma renunció a su puesto, abriendo de esta manera una disputada carrera por la dirección del país. La batalla electoral entre el líder de la oposición y pro-europeo, viktor Yushchenko, y el pro-ruso primer ministro, viktor Yanukovich, parece un enfrentamiento entre el oeste y el este, como menciona el enviado especial de la BBC.

La Comisión Electoral Central (CEC) de Ucrania ha confirmado la victoria en los comicios presidenciales del primer ministro y candidato oficialista, con el 49,46% de los votos. La oposición se niega a aceptar los resultados de unas elecciones marcadas por las denuncias de robo de papeletas, por las presiones del gobierno sobre los estudiantes, y en las que no todo el mundo ha podido votar, debido a que sus nombres se perdieron del censo electoral.

Datos eleccionesA nivel internacional, el presidente ruso, Vladimir Putin es el único que da por buenos los resultados de los comicios y se ha adelantado a felicitar al primer ministro por su victoria, al tiempo que afirmaba que “el beneficio de nuestro diálogo activo permitirá el desarrollo de la cooperación en nombre de la prosperidad de dos pueblos hermanos”. Las relaciones entre Ucrania y Rusia siempre han sido muy estrechas, en parte debido a los siglos de dominación, y en parte porque comparten hechos históricos de gran importancia: en Kiev, la capital de Ucrania, nació el Estado ruso y su Iglesia Ortodoxa. Además, el ruso sigue siendo el principal idioma del comercio y la diplomacia en la región, y Rusia es el principal abastecedor de petróleo y gas.

Mientras tanto, ni la Unión Europea (UE), ni Estados Unidos, ni la mayoría de los organismos internacionales aceptan el resultado de los comicios, tachándolos de fraudulentos. La cumbre entre Rusia y la UE, que se celebra en La Haya, tiene como telón de fondo, la situación en Ucrania.

De momento, nadie ha encendido la mecha de esta bomba política, pero la tensión se mantiene. Anuncios, como el que hacía la portavoz de la oposición, Ioulia Timochenko, de que fuerzas extranjeras (posiblemente rusas) camufladas con uniformes ucranianos habían rodeado el edificio de la presidencia para protegerlo de un posible ataque de la población, no hacen predecir una rápida solución del conflicto.

1 Comments:

At 2:59 a. m., Anonymous Anónimo said...

Al parecer, la situación parece que se ha calmado un poco después de que se tomara la decisión de repetir las elecciones. Creo que ha sido la medida justa que el país necesitaba para evitar una ruptura aunque espero que los próximos resultados no se vean enturbiados por irregularidades como las denunciadas. No entiendo cómo consiguieron pruebas como las que se pudieron ver en los videos emitidos pero, si fueron ciertas, las elecciones fueron algo escandaloso. Creo que ya es hora de que la democracia empiece a notarse y que Ucrania pueda deshacerse del yugo ruso, puesto que no se independizaron de la URSS para seguir dependiendo de ellos y someterse a sus decisiones.
Sigue así con el blog. Isabel

 

Publicar un comentario

<< Home